domingo , 18 noviembre 2018

El Clásico también señala a los jugadores del Real Madrid

“Habría que echarnos a todos, no sólo al entrenador”. Lo dijo Isco para defender a Julen Lopetegui, pero el técnico ya está finiquitado. El Barcelona le echó la mano al cuello y se acabó. Él es el destituido, pero la debacle del Camp Nou vuelve a dejar señalados a los futbolistas, que son los que juegan, los que están en el campo, los que cometen los errores.

Lopetegui no tiene la culpa de que Courtois no pare casi una aunque no sea el máximo responsable de los goles que recibe. Lopetegui no tiene la culpa de que Varane y Sergio Ramos concedan penaltis y tantos al equipo contrario. Lopetegui no tiene la culpa de que Kroos y Modric parezca que se fueron a jugar a la Juventus. Lopetegui no tiene la culpa de que Benzema y Bale tengan que meter los 50 goles de Cristiano. Lopetegui no tiene la culpa de haberle perdido y tampoco de que arriba no viesen el socavón. Aunque eso ya es otra historia.

Los cinco lobitos del Barcelona no han dejado otra alternativa. Lopetegui está fuera. Los futbolistas continúan y, junto con el nuevo entrenador, son los que tienen que levantar a un equipo que se ha caído como un castillo de naipes tras levantar la Decimotercera. No es exagerado decir que prácticamente ningún futbolista del Real Madrid está a su altura. De arriba a abajo, de una portería a otra.

Courtois no es el máximo culpable de recoger balones de la red, pero tampoco los evita. Mientras, Keylor está en la recámara. Y es que al belga le están defendiendo muy poco. Se recuerdan pocos momentos tan malos de Varane y Ramos. Ya falla hasta Nacho, que funcionaba como un reloj. En los laterales, Carvajal está lesionado y Marcelo no es eso. Ahora mismo, es el mejor delantero del Madrid, un filón en campo contrario, pero salió tocado del Camp Nou. Otra vez.

Del centro del campo que dominó Europa, tampoco hay noticias. Kroos y Modricsiguen de pretemporada, Isco no ha sido constante (también por apendicitis) y Asensio no ha dado el golpe en la mesa que se esperaba. Con la escoba siempre está Casemiro, que brilla si luce el equipo, que sufre como el que más cuando hay miserias.

Arriba, ya sabíamos que no estaba Cristiano. La bandera estaba libre y ni Benzema ni Bale la han recogido por mucho que se empeñen. Los goles ya no caen del árbol. El vacío está ahí pero los futbolistas son los que deben comenzar a llenarlo en el campo. Para eso vendrá Antonio Conte, pero los que juegan son los que van de blanco.

Check Also

Liga Aguila II

CUARTOS DE FINAL Deportes Tolima 2 0 Santa Fe 1 0 . Medellín 3 0 …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Native Flashradio V3