Igualdad entre Deportivo Cali y Millonarios en Palmaseca: poco fútbol, mucha fricción


Notice: Undefined index: tie_hide_meta in /home/canela/laoctava/wp-content/themes/sahifa/framework/parts/meta-post.php on line 3

Notice: Trying to access array offset on value of type null in /home/canela/laoctava/wp-content/themes/sahifa/framework/parts/meta-post.php on line 3

En el cierre de la jornada del jueves en la liga colombiana, Deportivo Cali empató a cero con Millonarios. Clásico bastante friccionado que pudo tener más de un expulsado, por lo menos en la vereda verdiblanca. Y es que el duelo disputado en Palmaseca dejó al azucarero con diez jugadores por la roja mostrada a Teófilo Gutiérrez.

Fortísimas infracciones y un milagroso Montero

Si bien se esperaba un juego vistoso en territorio vallecaucano, el desarrollo del mismo estuvo enmarcado por el juego friccionado y durísimas entradas del dueño de casa. Prueba de ello lo ocurrido a los 3 minutos, cuando Luis Paredes recibió una dura entrada de Kevin Salazar. Si bien el juez central no castigó la acción, desde el VAR le pidieron revisar por posible expulsión. Tras unos minutos, el árbitro Escalante sancionó únicamente con amarilla.

Aunque el canterano embajador intentó mantenerse dentro del terreno, instantes después tuvo que pedir el cambio por problemas en su tobillo. Edgar Guerra terminó ingresando en su lugar.

La primera clara llegó justamente por cuenta del elenco visitante a los 12 minutos. Centro desde sector izquierdo que Jader Valencia terminó llevándose por delante y el balón pasó rozando el vertical derecho del arquero Wallens. Respondió el conjunto azucarero con un rebote dentro del área que por poco termina en autogol de Nicolás Arévalo.

Sobre la media hora de partido empezaría el show de Álvaro Montero. Primero fue en un centro pasado que pivoteó Luis Sandoval al segundo palo para Teófilo Gutiérrez. El experimentado atacante remató cruzado, pero el arquero visitante respondió a puro reflejo. Va una.

Y cuando parecía que el espectáculo se armaba, los líos llegaron. En un balón dividido, Juan Pablo Vargas rechazó y Teo se lo llevó con una fortísima entrada. El zaguero costarricense quedó notablemente afectado y de inmediato llegó Oscar Vanegas para carear a Gutiérrez Roncancio. Alboroto que terminó con amarilla para el zaguero azul.

A los 44′ llegó la jugada de la noche. Andrés Arroyo capturó un balón entro del área y sacó un derechazo soberbio que exigió la volada de Montero. El rebote le quedó servido a Teófilo para capitalizar de cabeza, pero el meta albiazul, en una acción espectacular, se levantó rápidamente para sacar el balón en la línea. Van tres.

Complemento con más de lo mismo

En la segunda parte se vio mucha más fricción y juego físico. El juego colectivo en ambs equipos fue mínimo ante la cantidad de faltas en la mitad del terreno y los continuos enfrentamientos entre jugadores.

El Cali llegó con peligró sobre los 54′, cuando Germán Mera aprovechó ua buena ejecución de esquina para ganar en el cabezazo. El balón se desvió en Jorge Arias y por poco termina al fondo de la red. Si bien el zaguero local pidió pena máxima, desde el VAR no avisaron nada al juez. Todo lícito.

Cuatro minutos después de lo anterior lo tuvo el azul capitalino, también a través de la vía aérea. Daniel Ruíz, que se vio apagado por la cantidad de faltas que recibió, ganó la banda derecha y envió un centro englobado que Fernando Uribe, sin oposición y al borde del área chica, no logró darle dirección al arco. Oportunidad clarísima desperdiciada.

Cayó en un bache el encuentro. Poco pasó y las infracciones no cesaron, bastante trabajo para el juez Escalante, de flojísima actuación en lo disciplinario.

Otra gran polémica llegó al 70′, cuando Teófilo Gutiérrez, en un balón que ya estaba fuera de circulación, pisó a Jorge Arias. Si bien el árbitro central no vio nada, desde el VAR lo llamaron para revisar lo ocurrido. Escalante no tardó en volver y mostrarle la roja directa al capitán azucarero por agresión sin balón. Cali se quedaba con diez en campo.

A pesar de tener un hombre de más, Millonarios no logró imponerse sino hasta el 81′, cuando Uribe, que tuvo salirse del área para recibir más balones, mandó un centro raso desde la derecha y Kliver Moreno, que llegó desde atrás de frente al arco, remató a la humanidad de Johan Wallens.

El juego aéreo le dio otra oportunidad al cuadro bogotano sobre el final, con un cabezazo de Oscar Vanegas que terminó en el travesaño. Poco más ocurrió hasta el final.

Con este resultado, Millonarios se metió de momento al grupo de los ocho con nueve unidades, mientras que el Deportivo Cali continúa en la parte baja de la tabla con cinco puntos.

Check Also

Boston Celtics es campeón de la NBA: se consagra como el equipo más ganador de la historia

¡Historia pura en la NBA! Boston Celtics se consagró campeón de la temporada 2024, luego …

Francia derrota a Austria por la mínima diferencia en la Euro: Mbappé salió lastimado

Dentro de todas y cada una de las cualidades impresionantes de Kylian Mbappé y entre …