¡Llegó la primera! Bucaramanga apagó la fiesta en Bogotá y se coronó campeón


Notice: Undefined index: tie_hide_meta in /home/canela/laoctava/wp-content/themes/sahifa/framework/parts/meta-post.php on line 3

Notice: Trying to access array offset on value of type null in /home/canela/laoctava/wp-content/themes/sahifa/framework/parts/meta-post.php on line 3

¡La espera llegó a su fin! Fue el estadio El Campín, abarrotado y pasado por lluvia, además de un terreno digno de una batalla, el que vio cómo Atlético Bucaramanga se alzó con su primera estrella luego de 75 años de altos y bajos, pero más bajos, incluso probando los infiernos del descenso. La tristeza de los hinchas santandereanos durante tantos años, por fin fue recompensada, y por todo lo alto, venciendo con categoría a un rival que también merecía bordar el escudo, pero no le alcanzó por más que luchó.

La ventaja mínima lograda en el Alfonso López para los leopardos, pasó de largo, pero luego fue igualada (3-3) y todo se definió en los penales, donde se patearon 11 cobros, terminando con final feliz para la visita (5-6) y la desazón para Santa Fe, que prolonga la sequía.. Los dirigidos por Rafael Dudamel fueron guerreros y supieron ser pacientes, además de tácticos, incluso con un gol tempranero en contra, para terminar siendo campeón de la mano de un entrenador que ya cuenta con dos trofeos en su palmarés.

Sorprendió Pablo Peirano con la alineación y pateó el tablero de entrada con la inclusión de tres hombres en la zona de ataque: Hugo Rodallega, Erik Correa y Jersson González. El hombre sacrificado en la zona del medio fue Yilmar Velázquez, pero la necesidad del resultado lo demandaba. Por parte del conjunto visitante, no pudieron recuperar a Kevin Cuesta, hombre crucial en la defensa, y el que terminó saltando al campo fue Carlos Romaña.

El clima inició condicionando a ambos equipos. Los errores en salida y las imprecisiones en las entregas, fueron una constante, así como los duelos y las barridas: puro fútbol de barrio en una grama de El Campín que tenía en sectores charcos que le impedían la libre circulación a la pelota. Al fin y al cabo, se las arreglaron los jugadores, arriesgando su integridad por la gloria.

Rodallega y el gol que empató la serie

Justamente el defensa David Ramírez, del equipo local, sintió las inclemencias del terreno de juego y pasados los cinco minutos se resintió de un problema en su pie derecho que a la postre lo iba a terminar haciendo salir del terreno de juego para darle paso a Diego Hernández.

En medio de la zozobra, por la lesión de David Ramírez, todavía en el campo, batalló Jhojan Torres en la banda izquierda con Aldair Gutiérrez, quien intentó morderle la pelota, pero pasó de largo y el volante Cardenal supero con éxito el duelo. Posteriormente, lanzó el pase de la muerte, o más bien de la vida, para que Hugo Rodallega llegara desde atrás y de pierna izquierda la mandara a guardar, marcando a su vez el tanto número 12 del semestre

El gol del conjunto albirrojo fue gasolina para los Leopardos, que se acomodaron en la defensa y comenzaron a circular el balón, adelantando líneas y comenzado a generar aproximaciones en el arco de Andrés Mosquera Marmolejo. Una de las llegadas con peligro, se produjo al 26′, con la incursión de Freddy Hinestroza y el centro buscando a Daniel Mosquera, pero fue el portero Marmolejo el que bajó el riesgo.

Jhon Córdoba, gol para devolver la ilusión en la visita

Los espacios se le abrían al equipo de Rafael Dudamel, que aprovechó el hueco en la zona del medio de Santa Fe para hacer su fútbol. Ahí, el hombre que comenzó a marcar la diferencia fue Fabián Sambueza, chiflado por la afición cada vez que recibía el balón.

De un saque de banda nació el empate del cuadro visitante al minuto 30. No pudo ganar un duelo Jhojan Torres y dejó el carril central dispuesto para que Fabián Sambueza filtrara el balón y pusiera mano a mano a Jhon Córdoba, quien tuvo todo el tiempo para esperar que Mosquera Marmolejo saliera de su área y luego ubicar el balón con el borde interno del pie derecho contra el palo izquierdo del arco norte de El Campín.

Santa Fe no pudo reaccionar, le costó generar conexiones y cuando atacó, se encontró con una defensa organizada del conjunto visitante. Por su parte, los auriverdes trataton de responder a la contra y por poco se encuentran con el segundo, en una jugada en la que Córdoba superó a Millán por la banda derecha, lanzó el centro, y Daniel Mosquera no la pudo conectar dentro del área.

Para el segundo tiempo, el técnico Pablo Peirano movió dos fichas, sin tocar el planteamiento inicial de los dos volantes y los tres hombres de ataque. Jhojan Torres salió por Yilmar Velasquez y José Erik Correa dejó el campo y le dio paso a Agustín Rodríguez

De un tiro de esquina llegó el segundo para la visita en el partido y el tercero en la serie. Sambueza cobró desde la zona derecha, sobre occidental sur, buscando la cabeza de Carlos Henao; el balón le quedó en el segundo palo a Daniel Mosquera y este con suspenso la terminó metiendo ante un Andrés Mosquera Marmolejo que ya estaba jugado.

Santa Fe luchó, empató y cayó con las botas puestas

Santa Fe no renunció y apeló a un juego directo para hacer daño. Al minuto 84 Aldair Quintana no pudo evitar un tiro de esquina y ahí llegó el tanto del conjunto Cardenal que le permitió seguir soñando, gracias al tanto de cabeza de Julián Millán.

Se valió del apoyo de la hinchada, que no renunció y creyó en lo imposible, para marcar el tanto que igualó la serie y condujo a los penales. Luego del cobro de un tiro de esquina, Francisco Chaverra recibió una falta en el área que no dudó en sancionar el juez Carlos Ortega. Rodallega se la dejó a Agustín Rodríguez y este no defraudó, poniendo el balón al fondo de la red para prolongar más el sufrimiento de la afición al 90′, ya en tiempo de reposición.

Los penales sentenciaron al campeón

El suspenso y sufrimiento de los penales tuvo recompensa para Bucaramanga. Se patearon 11 cobros; Agustín Rodríguez y Julián Millán, que habían sido los héroes enviando hasta esta instancia con sus goles la definición, no convirtieron, siendo Aldair Quintana una de las grandes figuras de este título con sus dos atajadas.

Por parte de la visita, solamente no pudo convertir Leonardo Flores, pues Mosquera Marmolejo le detuvo su lanzamiento. El portero cardenal tuvo para atajar otros dos cobros, pero se le deslizó el balón.

La sequía histórica llegó a su fin. Bucaramanga es, por primera vez, campeón del futbol colombiano. Ahora sí, se pone en modo ‘rumbo a la Libertadores’ y la alegría de la afición estalló en un departamento que merecía un título.

Check Also

HISTÓRICO DEBUT DE FALCAO EN MILLONARIOS: UNA NOCHE DE EMOCIÓN Y CELEBRACIÓN!

Bogotá se iluminó con la llegada estelar de Radamel Falcao García al estadio El Campín, …

VUELVE EL FUTBOL COLOMBIANO

Con la proximidad del lunes 15 de julio se marca el inicio de la esperada …